miércoles, 15 de marzo de 2017

CANIJO, FERNANDO MANSILLA

Estaba en los escalones de piedra al final de la calle Joaquín Romero Murube, tras de la cual se abre la plaza de la Alianza. Y digo que se abre porque eso es lo que hacen tantas plazas en Sevilla, abrirse. Uno va por un callejón con las paredes que te rozan los hombros y una visión del mundo más bien limitada, cuando de pronto ¡flump! al final de una calleja se abre el mundo en magnífica plaza con fuente en el centro, rumor de agua, bancos de cerámica con naranjos a los lados y edificios al fondo que proponen otros callejones donde el mundo tornará a estrecharse y tú seguirás camino y escucharás a lo lejos la melodía de algún músico callejero.
Canijo, Fernando Mansilla, pág 322

 Hic, faciem lyricam et longe diversam ab alia quae in scriptis ostenditur, Ferdinandus ostendit: Hispalis fontium memorantium aquam, sedium per viatores, Fororum apertorum  plena est. Forum et via, forum et via, viator proficiscitur


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada